go

GO Una de las últimas palabras de Cristo antes de ascender al Padre fue, “Vayan y hagan discípulos de todas las naciones.”  En varios puntos a lo largo de THE WAY escuchamos un llamado urgente a actuar. La respuesta al llamado de Cristo para seguirlo y llevar a otros a que lo sigan se convierte en la fuerza que nos guía. Cuando nos comprometemos con Jesucristo, lo colocamos primero en todos los aspectos de nuestra vida.  Nuestra relación con Cristo y con Su Iglesia nos envía a hacer discípulos dándoles testimonio de como el amor de Cristo nos ha transformado. Somos discípulos para otros cuando compartimos generosamente nuestro caminar en el discipulado con aquellos a quienes Dios nos ha llamado a acompañar en su peregrinaje para convertirse en “discípulos misioneros” ¿A quién ha llamado Dios a ser apóstol para usted?  ¿Quién ha compartido su fe para guiarlo y enseñarlo con su testimonio, compartiendo su entusiasmo por los valores Cristianos, impartiendo en usted su pasión para seguir el Evangelio?¿Y a quién está llamando Dios a ir y hacer lo mismo?

La Gran Comisión

jesus10“Por su parte, los Once discípulos partieron para Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Cuando vieron a Jesús, se postraron ante Él, aunque algunos todavía dudaban. Jesús se acercó y les habló así: “Me ha sido dada toda autoridad en el cielo y en la tierra. VAYAN, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia.”(Mateo 28: 16-20)

 

En la Jornada del Discípulado

GO es un escalón durante THE WAY donde hacemos preguntas como, ¿A dónde me está llamando Dios a ir después? y ¿Qué debo hacer con todas estas experiencias que estoy teniendo? Es un lugar donde hacemos una pausa y un inventario sobre dónde estamos, dónde hemos estado, y a dónde vamos. Esto requiere un conocimiento de sí mismo, espíritu de oración y bastante humildad. GO será familiar para cualquiera que haya emprendido una jornada alguna vez: Hacemos una pausa para mirar el mapa y estimamos la distancia que ya hemos recorrido, nos hacemos una idea de cuál será la dirección o si necesitamos redirigir el camino que no hemos trazado. Le preguntamos a guías de confianza por consejos útiles sobre que debemos buscar y que trampas debemos evitar a lo largo del camino (THE WAY). Cuando nos perdemos o nos distraemos, nos reorganizamos y redoblamos nuestros esfuerzos para leer las señales.

De vez en cuando, el verdadero discipulado nos llama a parar para ser fortalecidos, motivados, y nutridos, antes de continuar moviéndonos hacia nuestro destino, el cual para todos nosotros es una Amistad más estrecha con nuestro Señor Jesucristo.

 

¡Síganos en las Redes Sociales!